Municipalidad de Corral de Bustos Ifflinger
Municipalidad. Institucional.

Arbolado Público

En el año 2012, la Municipalidad de Corral de Bustos Ifflinger crea el Área de Arbolado Público, a cargo del Ing. Agr. Hernán Carpi, dependiente de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos.

La Ordenanza Nº 867/07 está vigente para el normal funcionamiento del área, cuyo objetivo es la planificación, gestión y ordenamiento del arbolado público.
 

     
Para un mayor conocimiento de lo que implica las acciones que lleva a cabo esta área municipal y las disposiciones relacionadas, que deben cumplir los vecinos, ponemos a disposición la siguiente información:
(Clic en los títulos en negrita para acceder al archivo)

. ¡Nuevo! Plantas recibidas 2014.

. ¡Nuevo! Cómo pedir plantas de entrega gratuita para vecinos.

¡Nuevo! Proyecto forestación, Vivero y capacitación ambiental.

              
. Principios de la arboricultura.

. Manual Técnico de Poda.
    
 
 
 

La importancia de una correcta poda.

La poda del arbolado urbano tiene como objetivo adecuar y mantener la forma natural del árbol a su entorno, con ello se logra: restablecer el equilibrio entre el sistema radical y la parte aérea de la planta, mantenimiento de la forma y sanidad del árbol y adecuar la copa al tránsito vehicular y peatonal, al cableado aéreo, a la iluminación de calles y en general a la infraestructura existente en las zonas urbanas. Aunque lo óptimo sería que al instalarse la infraestructura se considerara el cuidado del arbolado, eligiendo las especies adecuadas, cableando solo de un lado de la calle, en el cual habría arbustos o árboles pequeños y en el otro lado de la acera utilizar árboles más altos, intercalando las luminarias con árboles pequeños o arbustos.
 
La poda sin lugar a dudas es una agresión al árbol, que produce heridas en los tejidos de la corteza, constituyendo una puerta de entrada a diferentes patógenos. Si no se conoce la técnica de poda y se realiza en forma errónea, normalmente se observa una pudrición descendente desde las ramas hacia la base, este proceso es provocado por hongos irreversible y lleva a la declinación prematura y muerte del ejemplar. Por ello, las podas deben circunscribirse a lo estrictamente necesario y sin alterar en modo alguno, salvo casos de fuerza mayor, la forma característica de las plantas. Siempre será preferible la poda de árboles y el mantenimiento adecuado a las áreas verdes, para evitar en lo posible que los árboles deban ser trasplantados (lo cual implica una agresión mayor e incluso riesgo de muerte) o incluso ser derribados.