Municipalidad de Corral de Bustos Ifflinger
Municipalidad.

Protocolo Agua Potable

PROTOCOLO DE CONTROL DE CALIDAD DE AGUA DE RED PARA CONSUMO HUMANO DE LA CIUDAD DE CORRAL DE BUSTOS IFFLINGER

I. INTRODUCCIÓN:

El acceso al agua potable es fundamental para la salud, uno de los derechos humanos básicos.
Existen leyes y reglamentos que regulan la distribución del agua con el propósito de proteger la salud pública. Estos se basan en la aplicación de normas de calidad para la producción, tratamiento y distribución de agua potable y de normas para la protección de las fuentes de agua utilizadas para el abastecimiento público.
En la ciudad de Corral de Bustos Iffinger se recibe agua potabilizada y controlada por quien la provee. Adicionalmente a los controles realizados por el proveedor se realizarán controles microbiológicos, de cloro residual libre, pH y semestralmente análisis físicos y químicos, que conjuntamente con una limpieza de la red en forma adecuada ayudará a mantener la calidad del agua de bebida.


II. BASE LEGAL:

Para normalizar la calidad y el control sanitario del agua para bebida, se han adoptado los criterios y recomendaciones de las siguientes normas:
- Resolución Nº 174 del Ministerio de Agua, Ambiente y servicios Públicos de la Provincia de Córdoba del año 2016.
- CAA Artículo 982 - (Resolución Conjunta SPRyRS y SAGPyA Nº 68/2007 y Nº 196/2007) y su modificatoria Resolución conjunta SPReI Nº 34/2012 y SAGyP N° 50/2012


III. OBJETIVOS:

Establecer la frecuencia de los controles de calidad e higiene necesaria para un adecuado monitoreo de agua de red de la cuidad de Corral de Bustos - Ifflinger.


IV. ESTÁNDARES DE CALIDAD DE AGUA PARA LA BEBIDA:

Se tomará los valores aconsejables y límites tolerables de la Resolución N° 174 del Ministerio de Agua, Ambiente y servicios Públicos de la Provincia de Córdoba del año 2016, para que el agua de red sea apta para consumo humano.


V. CONTROL DE CALIDAD DE AGUA:

* Análisis microbiológico

Respetar el mínimo de muestras de la tabla 1.7 de la Resolución 174 del Ministerio de Agua, Ambiente y servicios Públicos de la Provincia de Córdoba del año 2016, para realizar el Número de muestras y frecuencia mínima de muestreo en relación a la población servida.
De acuerdo a esta tabla y a la población servida en el año 2018 se recomiendan.
- Cuatro muestras mínimas en un intervalo de tiempo de 1 mes. Realizándose una cada semana, tomándose muestras en diferentes puntos de la red de la ciudad. Además una vez por mes muestrear el agua en el ingreso y salida de las cisternas. Analizando como parámetro microbiológico básico: Coliformes Totales - Coliformes fecales – Bacterias aerobias Heterótrofas y Pseudomonas aeruginosa.
- En caso de eventualidades la frecuencia de muestreo debe incrementarse.

* Medición del cloro residual libre

Para que la desinfección sea eficaz, debe haber una concentración residual de cloro libre entre 0,5 y 1 mg/L. tras un tiempo de contacto de al menos 30 minutos a pH menor a 8.
Los valores que se proponen para cloro residual libre son de 0,2 a 0,5 mg/L al final de la red.
Por lo que se deben realizar controles de cloro residual libre:
- A la salida de la cisterna 4 veces al día (como se realiza actualmente); y
- En puntos más alejados de la red al menos una vez por semana.

* Medición del pH

El pH a pesar de no afectar a los consumidores, es un parámetro a tener en cuenta en la calidad del agua. Para que la desinfección sea eficiente, es preferible que el pH sea menor a 8. Su valor según la resolución mencionada, deberá estar comprendido entre 6.5 y 8.5 (con una variación de 0.5)
- Se recomienda realizar al menos una medición diaria.

* Análisis físicos y químicos

Conjuntamente con las muestras destinadas al examen bacteriológico, deberán extraerse otras para análisis de algunos parámetros físicos y químicos que permitan evaluar el tratamiento del agua.
Teniendo en cuenta que quien provee el agua de red realiza análisis físicos y químicos en forma periódica, en nuestra ciudad, para seguridad se recomienda:
- Realizar dos ensayos anuales (una de ellos que sea inmediatamente posterior a la limpieza de la cisterna).

* Limpieza y desinfección del tanque de almacenamiento y red de distribución

Las cisternas y la red de distribución deben limpiarse como mínimo una vez al año, asegurando la limpieza de toda la red de distribución con el uso de hidrantes que deben estar en cantidad suficiente y colocados en lugares estratégicos.